Programas corporativos llave en mano para compensaciones de carbono
Con impacto climático cuádruple
Calcule su impacto
Rápido y rentable
Secuestro natural de carbono proveniente de reforestación y conservación de bosques
Calcule su impacto
Previous
Next
0
hectáreas de bosque nativo destinado a la conservación
0
árboles perennes producidos anualmente para reforestar
0
Capacidad de compensación de carbono REDD+ y ARR

¿Cúal es nuestra solución a la deforestación?

Nos encargamos de que la conservación de bosques y la reforestación se conviertan en una oportunidad de negocio mucho mejor para todos los interesados.

Las grandes corporaciones con responsabilidad ambiental son conscientes que debemos detener la deforestación y reducir urgentemente los niveles de CO2 en la atmósfera.

Para ello, nosotros ofrecemos programas corporativos “llave en mano” que conservan los bosques nativos y proporcionan compensaciones de carbono provenientes de la reforestación en el Gran Chaco, el cual es el segundo bosque más grande de Sudamérica después del Amazonas.

Protegemos un máximo de área de bosques nativos existentes con toda su biodiversidad y reforestamos las tierras de ganadería que fueron deforestadas hace más de 10 años convirtiéndolas a sistemas silvopastoriles (pastoreo combinado con reforestación). Como el mismo ganado sigue pastoreando en la misma tierra, evitamos los efectos del cambio indirecto del uso de la tierra (ILUC).

Utilizamos árboles perennes que secuestran niveles significativos de CO2 rápidamente y producen frutos con alto contenido de aceite de manera anual. Éste aceite se transforma en un biocombustible renovable y el resto se utiliza como bioproteína para alimentos y pienso animal, evitando así la deforestación adicional y las emisiones de CO2.

¡A eso es a lo que llamamos impacto cuádruple!

Las empresas pueden optar por tener su propio programa de reforestación; o simplemente comprar las compensaciones de carbono verificadas, aceite y bioproteína de nuestras operaciones. En el primer caso, las ganancias de estos programas corporativos pueden reinvertirse directamente en reforestación adicional de nuevas áreas, lo que significa que dichos programas sean exponenciales y perdurables en el tiempo.

No existe razón ni excusa para que una corporación global no actúe de inmediato. Los programas de reforestación aportan beneficios económicos y co-beneficios sociales a todos los interesados ​​y son beneficiosos para todos nosotros.

Impacto Cuádruple

La deforestación a gran escala provoca un aumento de las emisiones GEI y la pérdida de biodiversidad.

Una cuarta parte de todas esas emisiones son causadas por la deforestación, la degradación forestal y los cambios en el uso de la tierra, incluyendo a la agricultura.

El Gran Chaco es el segundo bosque nativo más grande de Sudamérica y funciona como una de las principales reservas de carbono del mundo. Sin embargo, con una de las tasas de deforestación más altas del mundo, el Chaco, con su rica biodiversidad incluyendo a especies raras y en peligro de extinción, y sus comunidades de pueblos originarios, se encuentran en riesgo inmediato de colapsar.

Entre 1985 y 2016, un área del tamaño de Inglaterra fue deforestada, mientras que sólo en el año 2018 se talaron 255.000 hectáreas de bosques nativos.

Con la tasa de deforestación actual se estima que para 2025 todos los bosques nativos restantes probablemente serán deforestados y convertidos en tierras ganaderas o de cultivos bajo las leyes actuales de deforestación.

Nuestros programas de reforestación y conservación de bosques existentes recuperan las tierras deforestadas para ganadería convirtiéndolas en sistemas silvopastoriles; los cuales combinan árboles y pastoreo de ganado mientras crean reservas verdes adicionales de vegetación nativa con toda su biodiversidad incluida.

El Chaco paraguayo, tiene un clima óptimo, una amplia disponibilidad de tierra y la presencia de legislación favorable a la reforestación. Después de finalizar el período de arrendamiento para restauración, los árboles se transfieren automáticamente a los propietarios de la tierra y continúan produciendo y secuestrando CO2 por más de 50 años.

El árbol de Pongamia ayuda a fijar Nitrógeno, que es un fertilizante natural que permite que el pasto en sus alrededores crezca abundantemente sin la necesidad de fertilización nitrogenada adicional. Las hojas de Pongamia tienen un sabor que no es atractivo al ganado, lo que brinda a los árboles protección contra las especies de pastoreo.

Pongamia es resistente a temperaturas extremadamente altas (hasta 55 grados centígrados) y puede soportar de 3 a 4 meses de la estación seca del Chaco. 

En los últimos 20 años, el Chaco ha sufrido una gran deforestación para dar paso al desarrollo de nuevas tierras ganaderas.

Se estima que se pueden abordar unas 4 millones de hectáreas del Chaco con nuestros programas de reforestación.

Los biocombustibles han sido usados desde que Rudolf Diesel, el inventor alemán del motor diesel, diseñó por primera vez su motor adaptado al aceite de maní; y Henry Ford su automóvil Modelo T para biocombustible derivado del cáñamo.

Encontrar nuevas fuentes económicamente viables de combustible no fósil que se pueda producir de manera sostenible sin competir con los recursos para producción de alimentos siempre ha sido el gran desafío.

Hacerlo a través de la reforestación con árboles secuestradores de CO2 es económicamente viable en Sudamérica. Al alcanzar la madurez, cada árbol podría producir más de 10 litros de aceite crudo al año. Bajo los “Estándares de Combustibles Bajos en Carbono”, el aceite ha sido certificado por MEO / ISCC como el valor más bajo de Intensidad de Carbono (CI) de todas las materias primas energéticas posibles.

Los árboles se plantan para reforestar las tierras ganaderas empobrecidas, en donde éstos actúan como reservas de carbono, ayudan a fijar nitrógeno a través de sus raíces y producen frutos ricos en aceite vegetal. El combustible derivado del aceite de Pongamia es carbono negativo.

El biocombustible derivado de Pongamia ha sido clasificado como Diesel renovable, Diesel avanzado o HVO.

En nuestros programas de reforestación, los árboles se plantan directamente en tierras de ganadería. Al alcanzar la madurez, cada árbol produce más de 15 kg de proteína al año. Esta nueva fuente significativa de proteína sostenible reduce la demanda de proteínas y aceites vegetales derivados de prácticas alternativas de alta emisión de CO2.

El árbol de Pongamia es una leguminosa (Fabaceae) que ayuda en el proceso de liberación de nitrógeno para el suelo, lo que aumenta el rendimiento de sus frutos y, por lo tanto, la producción de proteínas y aceite. El efecto de retro-fertilización de nuestros árboles elimina la necesidad de fertilizantes nitrogenados adicionales (que también son productos de combustibles fósiles).

Como cultivo energético, nuestros árboles se ajustan al molde preferido de un cultivo bajo en ILUC que requiere poco riego y control de plagas, por lo que puede cultivarse en tierras semi-marginales no alimentarias. Los árboles de Pongamia tienen una vida productiva de más de 50 años.

Debido a la no palatabilidad del aceite, se utilizan tratamientos y tecnologías específicas para «limpiar» el expeller de las semillas para permitir su uso como proteína comestible. Junto a nuestros socios, se están desarrollando investigaciones y protocolos específicos para maximizar el uso de la torta de semillas de Pongamia como proteína tanto para alimentación animal, y hasta inclusive para consumo humano.

Según el Banco Mundial, 12 millones de hectáreas (3 veces el tamaño de Suiza) se deforestan anualmente, lo que representa el 20% de las emisiones globales de CO2. Ya han sido demasiadas las áreas boscosas eliminadas para cultivar soja, palma africana, o para ser utilizadas en ganadería.

Éste es un modelo insostenible.

Evitar la deforestación es por lo tanto, crítico para la reversión del calentamiento global. Es imperativo dejar de reducir la capacidad de nuestro planeta para absorber el CO2.

El principal obstáculo para la reforestación es casi siempre una rentabilidad económica reducida implícita de la tierra. Por lo tanto, debemos hacer que proteger y plantar árboles sea más viable económicamente que talarlos.

Según la OCDE, veremos un aumento del 60% en las emisiones de CO2 relacionadas con el transporte para 2050. El sector del transporte es uno de los principales contribuyentes a las emisiones de CO2 y, por lo tanto, al cambio climático.

La transición al almacenamiento de electricidad aún está en pañales. Los vehículos eléctricos con batería solo podrán descarbonizar a motores ligeros y el tráfico de la ciudad si la electricidad se deriva de fuentes renovables. La electricidad no será una solución para el transporte de larga distancia, camiones, barcos y transporte aéreo.

Cuando se cultivan plantaciones con fines de producción de energía en tierras agrícolas, se causa una mayor deforestación, un fenómeno también conocido como Cambio indirecto del uso de la tierra o ILUC. Cuando la tierra para alimentos comience a usarse para biocombustibles de primera generación, la consecuencia no intencional será liberar más emisiones netas de CO2 a través del cambio indirecto adicional del uso de la tierra o la deforestación.

Las grandes petroleras necesitan urgentemente aumentar sus esfuerzos para desarrollar la producción de biocombustibles avanzados con bajo ILUC para reemplazar gradualmente los combustibles fósiles en volúmenes mayores.

La agricultura ya es un contribuyente importante a las emisiones de GEI y la deforestación, y esto sólo empeorará. Las proyecciones de la FAO indican que se continuarán talando bosques para plantar soja. Esto se debe a que los incrementos de 0.5-1.5% en la productividad anual aún son insuficientes para abastecer a nuestra creciente población mundial en proteínas.

Una gran parte de los bosques del mundo ya han sido destruidos. Cada minuto seguimos reduciendo el equivalente a 27 campos de fútbol para dar paso a la producción de proteínas como la soja, el maíz y la palma africana. El 15% de todas las emisiones de GEI provienen de la deforestación para la agricultura. Esto representa un nivel de emisiones aún mayor que el sector del transporte.

Las consecuencias de la agricultura a gran escala son devastadoras: erosión y empobrecimiento del suelo, reubicación de poblaciones enteras, pérdida dramática de fauna y flora, interrupción de los ciclos naturales del agua … la lista es interminable.

Para el año 2050 tendremos que alimentar a 2 mil millones de personas adicionales en nuestro planeta … por lo que desarrollar una fuente alternativa y renovable de producción de proteínas bajas en ILUC representaría otro impacto positivo importante.

QUADRIZ © convierte las compensaciones de carbono en una solución viable para detener de inmediato la deforestación del Chaco.

Adquiriendo compromisos anticipados de compensaciones de carbono, QUADRIZ © puede competir financieramente contra compradores profesionales de tierras y así evitar una mayor deforestación

QUADRIZ supervisa y protege tierras forestales nativas en peligro inmediato de deforestación legal, mediante la generación de créditos de carbono, a través de proyectos en el Gran Chaco de Paraguay

QUADRIZ agrupa promesas de compra de créditos de carbono de corporaciones internacionales

QUADRIZ aplica el marco de la metodología VM0007 a todos sus proyectos para la reducción de las emisiones debidas a la deforestación y la degradación de los bosques (REDD+) 

QUADRIZ entrega créditos certificados y verificados bajo el Verified Carbon Standard (VCS), emitidos como Verified Carbon Units (VCUs) con certificación adicional de Estándares Clima, Comunidad y Biodiversidad (CCBS) 

QUADRIZ conserva los reservorios de carbono, la biodiversidad y las comunidades locales durante un periodo superior a 30 años, protegiendo a las tierras forestales de la deforestación

Altamente escalable

700 HÉCTAREAS

Reservas a nuestra disposición – tierra propia

50.000 HÉCTAREAS

Reservas a nuestra disposición– tierras ganaderas en los alrededores

4 MILLONES DE HÉCTAREAS

Reservas estimadas – Chaco Paraguayo

20 MILLONES DE HÉCTAREAS

Disponible en Latinoamérica

Al objeto de obtener el impacto requerido para crear un futuro sostenible, planificamos con antelación. Arriba un resumen de las reservas naturales a nuestra disposición para escalar nuestras operaciones.

Nos sentimos muy orgullosos de emplear personal local de Paraguay capacitados, protegidos y con salarios dignos Una vez que esté completamente operativo, esperamos proporcionar más de 1,000 nuevos empleos a nivel local.

Estamos aquí para gestionar su impacto